Ir al contenido principal

Entradas

Destacados

Viajar sola y perderlo todo… (Parte II)

Desde mi humilde opinión, mayo y junio son los mejores meses para viajar a Europa. La temporada alta del verano no ha empezado y los días inician a eso de las 5 am (con un sol de mieeedo) y terminan con un anochecer a eso de las 10.15 pm. Es decir, alcanzan perfecto para hacer todo, aunque es importante considerar que lo más probable es que uno acabe como trapo después de todo el día pensar “Seeee, sí me da tiempo; todavía es temprano”, para después darte cuenta de que ya es tarde y ya casi amanece. WTF.
Para continuar mi relato, ya era martes ahí y en China, y me di permiso de quedarme en la cama un buen rato sin hacer nada más que ver pasar mi TL de Twitter, revisar Instagram y contestar mensajes valiéndome gorro las horas de diferencia. Pero el rato de esparcimiento terminó cuando recordé que me había ido a dormir con el estómago vacío, así que pasado un rato me levanté y me di el ansiado y necesario baño. Bañarme es uno de mis placeres favoritos, pero en circunstancias como estas e…

Translate!

Entradas más recientes

Viajar sola y perderlo todo (Parte I)

Perfectos Desconocidos.

¿Desde dónde duelen nuestras pérdidas?

Mi experiencia con VBike México.

Conocer también va con S.

"...Y que no tenga que hacer nada que no quiera hacer..."

Sobre Big Little Lies.

No existen los príncipes azules.

Las enseñanzas del #19S.

Chocolates!

Mi foto
Fanática de la utopía y cursi de clóset. Nómada. Creo en lo que no cree casi nadie y desconfío de aquello en lo que creen muchos. Mi alter ego se llama Violetta. Nunca me he enamorado a medias; me enamoro o no y cualquiera de las dos, se me nota. Algo Facebookera pero muy Twittera. Me gustan las historias ajenas y las frases sueltas. No corro, no grito y no empujo. Terca como mula y aferrada como capricornio. Cuando el mundo se me enreda, camino y si se me pone muy de cabeza, tomo una maleta y me voy a dar el rol. Tengo adicción por los mensajes de texto y/o las visitas inesperadas a deshoras de la noche; por NY, por San Cris, por los "chick flicks", por los libros de Angeles Mastretta y por los chocolates con mazapán de Sanborns. De vez en cuando practico el autoboicot. Escribir es el saco que me cobija y a veces ese saco le queda a alguien más.

Fologüers.