Ir al contenido principal

Entradas

Destacados

De la Adopción y Otros Actos de Amor.

Creo fielmente en las causalidades. La vida me ha mostrado un incontable número de veces que uno puede intentar correr de sí mismo y de sus propias cicunstancias, pero ¿el destino? ¿Dios? ¿Buda?, quien ustedes prefieran, siempre tiene el buen tino de ponerte en el lugar correcto. Este es el preámbulo para contarles de un "trabajo" que tuve la fortuna de realizar el fin de semana pasado. 
Por razones que poco tienen que ver conmigo y con mis decisiones, la adopción es un tema que de alguna forma me es cercano y que tiene que ver con una (o con varias) de las heridas que más trabajo me ha costado curar. Quizá por eso acepté la propuesta de ser intérprete de la terapia de una niña de hoy 14 años, que fue adoptada cuando tenía sólo 3 meses y medio.
Ojalá pudiera contarles una a una las cosas que aprendí en sólo 4 días, pero intentaré contarles lo contable porque todavía hay cosas que pienso y me quiebran un poquito el corazón. Pero este post no es un drama, al contrario, es la …

Translate!

Entradas más recientes

De un Vouyerismo Ñoño.

De Colaboración y Otras Formas de Salvar al Mundo...

De quererse a uno mismo y otros menesteres no menos importantes.

Del amor "de a deveras" y otros abismos posteriores.

De mi nuevo lugar favorito.

Del 13 de noviembre del 2011.

Del "qué dirán" y otras expectativas.

5 Herramientas Útiles para Traductores... y/o escritores.

¿De qué nos enamoramos?

Chocolates!

Mi foto
Fanática de la utopía y cursi de clóset. Nómada. Creo en lo que no cree casi nadie y desconfío de aquello en lo que creen muchos. Mi alter ego se llama Violetta. Nunca me he enamorado a medias; me enamoro o no y cualquiera de las dos, se me nota. Algo Facebookera pero muy Twittera. Me gustan las historias ajenas y las frases sueltas. No corro, no grito y no empujo. Terca como mula y aferrada como capricornio. Cuando el mundo se me enreda, camino y si se me pone muy de cabeza, tomo una maleta y me voy a dar el rol. Tengo adicción por los mensajes de texto y/o las visitas inesperadas a deshoras de la noche; por NY, por San Cris, por los "chick flicks", por los libros de Angeles Mastretta y por los chocolates con mazapán de Sanborns. De vez en cuando practico el autoboicot. Escribir es el saco que me cobija y a veces ese saco le queda a alguien más.

¿Quién y de dónde?

Fologüers.