Ir al contenido principal

Entradas

Destacados

¿Desde dónde duelen nuestras pérdidas?

"Al palpar la cercanía de la muerte, vuelves los ojos a tu interior y no encuentras más que banalidad, porque los vivos, comparados con los muertos, resultamos insoportablemente banales".-Miguel Delibes
"No me dolió que se muriera mi hermano, me dolió que se muriera el hijo de mi mamá". A partir de esta frase que vino de alguien muy querido y del hecho de conocer el contexto lo suficiente como para entenderla, surje esta entrada de blog en la que no pude evitar preguntarme desde dónde nos duele aquello que nos lastima.
La pérdida es algo que tarde o temprano todos vamos a enfrentar. Unos más temprano que otros. Claro que si me pongo filosófica y me azoto un poco, puedo decir que el primer sentimiento que experimentamos al llegar a este mundo probablemente sea ese: el de perder algo. Perdemos la seguridad del único lugar que conocíamos, la conexión directa con nuestra madre y la paz que nos era familiar.
Y así, entre más pasa el tiempo, vamos acumulando pequeñas, media…

Translate!

Entradas más recientes

Mi experiencia con VBike México.

Conocer también va con S.

"...Y que no tenga que hacer nada que no quiera hacer..."

Sobre Big Little Lies.

No existen los príncipes azules.

Las enseñanzas del #19S.

Entre más lejos, menos nos toca.

De la Adopción y Otros Actos de Amor.

De un Vouyerismo Ñoño.

Chocolates!

Mi foto
Fanática de la utopía y cursi de clóset. Nómada. Creo en lo que no cree casi nadie y desconfío de aquello en lo que creen muchos. Mi alter ego se llama Violetta. Nunca me he enamorado a medias; me enamoro o no y cualquiera de las dos, se me nota. Algo Facebookera pero muy Twittera. Me gustan las historias ajenas y las frases sueltas. No corro, no grito y no empujo. Terca como mula y aferrada como capricornio. Cuando el mundo se me enreda, camino y si se me pone muy de cabeza, tomo una maleta y me voy a dar el rol. Tengo adicción por los mensajes de texto y/o las visitas inesperadas a deshoras de la noche; por NY, por San Cris, por los "chick flicks", por los libros de Angeles Mastretta y por los chocolates con mazapán de Sanborns. De vez en cuando practico el autoboicot. Escribir es el saco que me cobija y a veces ese saco le queda a alguien más.

Fologüers.