Ir al contenido principal

Entradas

Destacados

De La Humilde Opinión.

Estoy en proceso de adoptar la costumbre de tomar la bici los domingos y echarme el paseo ciclista completito sola, el cual incluye unos 35 km y unas 1,000 calorías que no quemo ni nadando dos horas a la velocidad que me da este cuerpecito de 1.60 metros. Hacer esto antes de empezar la semana me relaja, me reconecta y me permite pensar en todo y nada. Se parece mucho a viajar sola, pero en versión express.   Este domingo volví a hacerlo. Una hora después de salir de casa estaba llegando a La Villa y tomando mi foto triunfante, que minutos después bien pudo convertirse en una imagen antes de la “tragedia”. Pero hasta ese momento todo estaba en orden; el clima, el ritmo, las calorías, el estado de ánimo, la música en mi audífono.    Cuando acababa de pasar la Fundación Mier y Pesado, un edificio que el tiempo dejó ahí intacto y en medio del caos, venía a la buena velocidad que la Calzada de l os Misterios lo permite, venía también haciendo planes con un trabajo que todavía ni de dan. En

Translate!

Entradas más recientes

El temblor de los niños.

El efecto (kamikaze) inverso.

Cuernavaca.

Amélie, 10.

Columna de opinión.

El Placebo de la Vacunación.

Interpretar la pandemia.

De flores, líneas y otras cosas imaginarias.

De terapias y divanes.

Chocolates!

Mi foto
Verónica Gsm
Fanática de la utopía y cursi de clóset. Nómada. Creo en lo que no cree casi nadie y desconfío de aquello en lo que creen muchos. Mi alter ego se llama Violetta. Nunca me he enamorado a medias; me enamoro o no y cualquiera de las dos, se me nota. Algo Facebookera pero muy Twittera. Me gustan las historias ajenas y las frases sueltas. No corro, no grito y no empujo. Terca como mula y aferrada como capricornio. Cuando el mundo se me enreda, camino y si se me pone muy de cabeza, tomo una maleta y me voy a dar el rol. Tengo adicción por los mensajes de texto y/o las visitas inesperadas a deshoras de la noche; por NY, por San Cris, por los "chick flicks", por los libros de Angeles Mastretta y por los chocolates con mazapán de Sanborns. De vez en cuando practico el autoboicot. Escribir es el saco que me cobija y a veces ese saco le queda a alguien más.

Fologüers.