Translate!

De Personas y Personajes...


En el pasado, quienes llegaban al poder en nuestro país eran personas comunes y corrientes que en su mayoría habían sido elegidas por el pópulo en base a ciertos hechos. El proceso era pasar de persona a personaje.

En el presente, parecemos estar rodeados de personajes creados que van desde Fox hasta Isabel Miranda y por supuesto pasando por Enrique Peña Nieto y la penosa algarabía mediática que se ha desatado a su alrededor. En pocas palabras, las campañas políticas de nuestros tiempos se asemejan más a las campañas de mercadotecnia: se "vende" un producto, se "vende" una imagen y las promesas de estas "marcas" que conocemos como partidos políticos, son cada vez más grandes y cada vez menos creíbles.

De Isabel Miranda rescato y respeto su labor en cuanto a lo que su hijo se refiere, pero a este país le falta entender que una cosa es una y otra es otra. El escenario, la problemática y la responsabilidad de gobernar a millones de personas, es mucho más amplio que el de un caso específico.

En situaciones no comparables en dolor pero sí en heroísmo, yo conozco a quien tras un robo ha corrido detrás de los ladrones hasta atraparlos y perdón, pero eso no lo convierte en posible candidato al gobierno de esta ni ninguna otra ciudad. 

Me preocupa mi país, me preocupa como parecemos haber perdido por completo la brújula. ¿Será que estamos tan desesperados?

Comentarios

Entradas populares

Chocolates!

Mi foto
Fanática de la utopía y cursi de clóset. Nómada. Creo en lo que no cree casi nadie y desconfío de aquello en lo que creen muchos. Mi alter ego se llama Violetta. Nunca me he enamorado a medias; me enamoro o no y cualquiera de las dos, se me nota. Algo Facebookera pero muy Twittera. Me gustan las historias ajenas y las frases sueltas. No corro, no grito y no empujo. Terca como mula y aferrada como capricornio. Cuando el mundo se me enreda, camino y si se me pone muy de cabeza, tomo una maleta y me voy a dar el rol. Tengo adicción por los mensajes de texto y/o las visitas inesperadas a deshoras de la noche; por NY, por San Cris, por los "chick flicks", por los libros de Angeles Mastretta y por los chocolates con mazapán de Sanborns. De vez en cuando practico el autoboicot. Escribir es el saco que me cobija y a veces ese saco le queda a alguien más.

¿Quién y de dónde?

Fologüers.