Translate!

Notas Mentales #1

Vivir una vida; la que decidas y no la que "te toca". Hacerte responsable de tus deseos, de tu historia, de tus decisiones, de tus limitaciones, de lo único que puedes hacerte responsable: de ti y nada más que de ti. Llegar hasta las últimas consecuencias. No dejar cabos sin atar. No controlar. No juzgar. No pensar que en la vida uno sólo puede dedicarse a una cosa. La vida es larga y las posibilidades infinitas. Amar hasta el tuétano y a la menor provocación desechar los rencores. Mirar profundo, sin miedos, transparente. Escuchar sin tiempo. Ser empátic@. Alejarse de la perfección y acercarse a lo humano. Dejar de quejarse de lo que no se tiene. Abrir los ojos y dar gracias. Ser consciente. Entender que siempre habrá alguien que critique tus decisiones y aun así decidir. Darte cuenta. Autocrítica equilibrada. Dejar de quejarse del trabajo. Sentir que todos los días son "domingo". Comer con todos los sentidos. Sonreír de raíz, de corazón. Cantar a gritos. Bailar en la regadera. Mandar mensajes sin esperar respuestas. Abrazar. Besar. Dejarse sorprender por la vida. La edad no te hace inmune ni completamente sabio. Imprimirle pasión a todo. Soñar despiert@. Perdonar de fondo y pedir perdón sólo por lo que realmente no volverás a hacer. Ser leal. Aprender a decir "no" "sí" y"adiós". Aprender a estar sol@. Escucharte en el silencio. Aprender, siempre APRENDER

Comentarios

Entradas populares

Chocolates!

Mi foto
Fanática de la utopía y cursi de clóset. Nómada. Creo en lo que no cree casi nadie y desconfío de aquello en lo que creen muchos. Mi alter ego se llama Violetta. Nunca me he enamorado a medias; me enamoro o no y cualquiera de las dos, se me nota. Algo Facebookera pero muy Twittera. Me gustan las historias ajenas y las frases sueltas. No corro, no grito y no empujo. Terca como mula y aferrada como capricornio. Cuando el mundo se me enreda, camino y si se me pone muy de cabeza, tomo una maleta y me voy a dar el rol. Tengo adicción por los mensajes de texto y/o las visitas inesperadas a deshoras de la noche; por NY, por San Cris, por los "chick flicks", por los libros de Angeles Mastretta y por los chocolates con mazapán de Sanborns. De vez en cuando practico el autoboicot. Escribir es el saco que me cobija y a veces ese saco le queda a alguien más.

¿Quién y de dónde?

Fologüers.