Translate!

De regresos por caminos distintos...

La caja de Pandora se ha cerrado y la de chocolates ha vuelto a abrirse.

Un buen día, que por cierto fue viernes, desperté pensando (por fin nuevamente pensando más y sintiendo menos) y con la firme decisión de dejar atrás la crónica telenovelera, para volver a apegarme a la crónica constructiva de lo que veo a mi alrededor, de lo que sucede y lo que me sucede. Sólo es cuestión de agudizar el oído y abrir bien los ojos.



Ego snacks: SOLD OUT.



Mis textos anteriores están guardados en mi memoria c:... en la mía y en la de mi computadora, que cada vez tarda más en prender. Inútil sería borrarlos en un arranque, tal acción solamente indicaría que no aprendí un carajo y ¡carajo! cómo he aprendido del principio de este blog a su último final de temporada.



Esta boca es mía y este blog, también.

Comentarios

Entradas populares

Chocolates!

Mi foto
Fanática de la utopía y cursi de clóset. Nómada. Creo en lo que no cree casi nadie y desconfío de aquello en lo que creen muchos. Mi alter ego se llama Violetta. Nunca me he enamorado a medias; me enamoro o no y cualquiera de las dos, se me nota. Algo Facebookera pero muy Twittera. Me gustan las historias ajenas y las frases sueltas. No corro, no grito y no empujo. Terca como mula y aferrada como capricornio. Cuando el mundo se me enreda, camino y si se me pone muy de cabeza, tomo una maleta y me voy a dar el rol. Tengo adicción por los mensajes de texto y/o las visitas inesperadas a deshoras de la noche; por NY, por San Cris, por los "chick flicks", por los libros de Angeles Mastretta y por los chocolates con mazapán de Sanborns. De vez en cuando practico el autoboicot. Escribir es el saco que me cobija y a veces ese saco le queda a alguien más.

¿Quién y de dónde?

Fologüers.